Historias de peitos y pediatras…

Para no perder el ritmo, hoy en el primer día de piscina de Ben les cuento de la alergia a la proteína de la leche (caseina) que creemos está sufriendo Ben.

Resulta que como algunos quizás vieron en la fotito del primer mes de Ben, los gases han sido, desde su nacimiento, un temita… sip, ellos estaban ahí casi que desde el primer día y pues todos asumíamos que era normal, que era el intestino inmaduro de los bebés y bueno así fueron pasando los días y las semanas.

Hasta que pues un día comenzó a prácticamente no dormir nada por los gases… y eso, más allá de ser un tema para mi (por el obvio desgaste) pues comenzó a preocuparme porque no podía ser sano para él. Pasaba las noches casi qué haciendo ejercicio para poder sacar los gases de su cuerpito, y sonaban como estruendos de gente grande… pasaban los días, los medicamentos parecían no hacer ningún efecto… y un día aparece pupu con moquito… en esa oportunidad la pediatra me indica que, cómo en efecto el había tenido una “gripecita”, pues eso era, sus moquitos que salían por el culete. Y en resumidas cuentas la respuesta volvía a ser, intestino inmaduro.

Siguieron pasando los días y yo comencé a ver cómo el pupu de Ben pasaba a ser cada vez más liquido, más frecuente (no abundante como de costumbre- pero digamos que muchos peitos mojados)… y me daba la impresión de que Ben no estaba subiendo de peso al ritmo al que venía…

Ya una mañana, con un pañal lleno de pupu con moco, le escribo a la doctora describiendo todos los síntomas y me responde: eso debe ser un pico de crecimiento… y ahí yo me dije, esta señora está completamente desestimando mi preocupación.

Conversé con la doula (la que les conté que había trabajado con nosotros) me dió el número de una pediatra, que ya antes me había recomendado. Espere que fuesen las 8 y llamé, y llamé, y llamé… casi a las 9 me contestaron y me dieron cita para ese mismo día.

Cuento corto llegué y la doctora me comienza a hacer mil preguntas de mi historia familiar, después de eso me pregunta la historia de los cortos dos meses de Ben (con cara de “asombro” en varios puntos) y de cierre le digo: bueno y yo vengo por una razón en específico. Ella me dice, ok cuéntame.

Ahí le detallo todos los síntomas que veo en Ben:

⁃ Hace más deposiciones pero líquidas casi todas.

⁃ Hoy amaneció con una con bastante moco

⁃ No duerme por los gases

⁃ Durante el día no se despega de mi, porque lo despiertan los gases

⁃ Su pupú huele. Desde siempre. Huele cosa que en teoría no debería pasar.

⁃ Siento que no está subiendo de peso cómo debería

Ahí ella hace varias preguntas:

⁃ ronronea? – si, desde siempre ronca

⁃ Buches? – No, la verdad es que no…

⁃ se arquea cuando está comiendo? -si, siempre. Y ella me dice, bueno eso es reflujo.

⁃ Pañalitis? – no, nunca.

Pasamos al chequeo… y bueno, vale la pena decir que cuando vio todo lo que tomaba para los gases me dijo que parecía ser mucho.

En el chequeo lo encuentra bien. Solo que me indica que en efecto, su culito rojo, era como una pañalitis… significaba que su pupú era muy ácido.

Al finalizar me dice: tienes toda la razón. A tu hijo le pasa algo.

Todo lo que me cuentas, visto aisladamente no es nada, pero cuando se ve el Big Picture, y juntas todas las piezas, sin duda Benjamin está sufriendo un proceso inflamatorio debido a que muy probablemente es alérgico a la caseina.

En ese momento la verdad es que a pesar de que me estaban dando un diagnóstico que puede ser una pesadilla, para mi era una respuesta… al fin todo tenía un sentido.

Me dio una dieta en la que me eliminó todo, la caseina y otros productos que pueden ser alergénicos.

Me dijo también que bueno, que mi banco de leche no lo botaríamos, pero por ahora digamos que no nos iba a servir de mucho… había que comenzar a extraerse nuevamente, con todo un plan de extracción cada hora y media… y también me explicó cómo, a pesar de que mi leche tiene caseina, todas las fórmulas tienen mucho más, así que había que continuar la lactancia exclusiva y a libre demanda.

En fin… me mando a casa con un alivio y una frase lapidaria “antes de que mejore, aún va a empeorar”…. nos vemos a fin de mes.

Mi leche recién hoy se calcula que está limpia y es a partir de hoy que podemos en 15 días comenzar a ver mejorías….

la verdad es que yo casi todos los días ya veo mejoría… ahora mi gordo se ríe otra vez y ya eso me da alegría y me ayuda a sobrellevar los trasnochos y el dolor que me da verlo sufrir con sus gases.

Voy a ir cerrando el capítulo con dos consejos/comentarios para las mamis que me leen… no siempre la alergia se traduce en sangre en el pupu, a veces las señales son otras… y si, conseguir el pediatra es una tarea sumamente complicada.

Si Dios quiere en el próximo post les contaré cómo Ben ahora está súper mejor :)! Jajajaja pero por ahora, les dejo estos tips a las mamis que recién tienen bebes… por si algo de este los suena parecido, pues aquí mi experiencia.

Besos grandes

Las leo!! :-*!

Pd. Si se preguntan por qué no le hacen un estudio, pues les digo que tanto la doctora que me vio como una doctora gastro pediatra amiga, me indicaron que en niños tan pequeños estos estudios suelen ser extremadamente inefectivos -dar falsos positivos o negativos- … debemos esperar a año al menos.

6 comentarios sobre “Historias de peitos y pediatras…

  1. Prima eso me suena tan conocido, pero al final Héctor no tenía intolerancia a la lactosa. Él tuvo una época difícil de gases y estreñimiento que superó con tranquilidad, pero sí que mi pediatra (que es la mejor del mundo, porque siempre da con el diagnóstico correcto y toma muy en cuenta mis comentarios) me recomendó hacer una dieta limpia de lactosa para que mi leche le sentara mejor y funcionó, además me recetó eupeptina que es algo muy natural para solucionar sus problemas de gases y estreñimiento y el niño volvió a subir de peso a un ritmo muy bueno y a dormir tooooooooda la noche, al parece mi leche era muy rica en todos los sentidos y lo dejaba bien llenito.
    Me encanta tu nuevo corte de pelo y lo lindos que estáis los dos en la piscina, muchos besos

    Me gusta

    1. Gracias ❣️❣️❣️ – siii! Vamos a ver qué termina siendo. Yo he leído un montón y la verdad es que ya los síntomas de Ben no era “normales”… así que bueno ahora vamos a ver cómo nos va..
      Pd. Nunca pensé que nada ni nadie me hiciera dejar el chocolate… pero ya vez! Como dicen por ahí, por un hijo … todo!

      Me gusta

  2. Hola mi linda….Besito y la bendición para Ben…viví la experiencia con mi nieto, que si con certeza tuvo intolerancia a la lactosa….no le mandaron Fórmula láctea , sino PURAMINO… un componente de aminoácidos , elaborado en Perú. En aquella época sólo la distribuía Farmacias Arrocha. Ese fue su alimento hasta que tuvo un año de edad. . Ahora a sus 4 años , superada la mencionada intolerancia. Su médico Hirán Herrera en Hospital Punta Pacífica. Hoy en día aún atiende por chat cualquier consulta o requerimiento de sus papis . Un besito.

    Me gusta

    1. Gracias esperancita!!! Sii de hecho estuve conversando con Laurita sobre esto hace unos días! – cómo le comenté a ella, voy a darle una oportunidad a esta doctora a ver y sino me veré con Hiran! Gracias!!! 💗💗💗

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s